Picante

La prueba de que el portugués es caliente y osado está en sus manos. Cuidado con la lengua.

Picante

¡Da color a tu vida... da sabor a tus platos!